Es reconocido, desde los avances de la neurociencia, que la conducta humana, el vivir de cada persona, opera desde tres dominios: Cuerpo, Emociones y Razón. Estos dominios están simultáneamente ocurriendo en nosotros, por ello, nuestra perspectiva metodológica en psicoterapia aborda en conjunto estas tres variables.

Cada problemática o dolencia que trae a una persona a consultar es afrontada integrando lo psíquico con la vivencia corporal y emocional. El contacto con el cuerpo permite la posibilidad de tener mayor claridad sobre lo que cada uno está sintiendo, distinguir estados emocionales y desarrollar una mayor autocontención.

Nuestra perspectiva metodológica se diferencia por su énfasis en la integración coherente de las capacidades cognitivas, tanto corporales, como emocionales y reflexivas, con el fin de incrementar el bienestar y el conocimiento personal necesario para desarrollar autonomía en la resolución de sus conflictos, o la realización personal en distintos contextos sociales.

El abordaje psicoterapéutico, sostenido, y en consideración de estos tres dominios, permite procesos completos y determinantes para realizar cambios de vida que se sostengan en el tiempo.

Larisa Michell, Directora Área Psicoterapia Adultos.