Historia

El Centro de Integración Cognitivo Corporal, fundado en 1999 se dedica al estudio del comportamiento y la experiencia humana con una perspectiva neurobiológica y psicológica qué busca poner al servicio de la comunidad espacios de reflexión y prácticas para el desarrollo personal.

Nuestra perspectiva metodológica se diferencia por su énfasis en la integración coherente de las capacidades cognitivas tanto corporales, emocionales como reflexivas de la persona, con el fin de incrementar el bienestar y conocimiento de sí misma necesarios para su autonomía y realización en diferentes contexto sociales.

Las propuestas de trabajo se basan en el Método de Integración Cognitivo Corporal (MICC), cuyos fundamentos teóricos están en la Biología del Conocer de los Drs. Humberto Maturana y Francisco Varela, y en los avances de la neurociencia y la fenomenología.

Descripción

El MICC distingue en la conducta de hombres y mujeres tres dominios operacionales disjuntos: cuerpo, lenguaje y relación, identificando correlaciones entre ellos que modulan el grado de coherencia del hacer, pensar y sentir de un individuo.

El MICC cuenta con el Diagnóstico BioAtencional (DBA) un instrumento que correlaciona variables cuantitativas y cualitativas para el estudio de las características tanto morfológicas, fisiológicas y cognitivas de una persona.

El DBA identifica en las personas emociones prevalentes, focos de atención, aptitudes y habilidades, información con la que se diseñan estrategias de aprendizaje en concordancia a su identidad tanto física como psíquica. Se busca potenciar sus capacidades conductuales en virtud de su bienestar y de la realización de sus propósitos dentro de un contexto relacional.

ToTop